• 3

    Nuestros contenidos

  • 10

    Nuestros contenidos

  • 4

    Nuestros contenidos

  • 6

    Nuestros contenidos

  • 5

    Nuestros contenidos

  • 1

    Nuestros contenidos

  • 7

    Nuestros contenidos

  • 8

    Nuestros contenidos

  • 9

    Nuestros contenidos

  • 2

    Nuestros contenidos

¿Cuál es el mejor tipo de climatización para mi oficina?

Fecha: 7 marzo, 2018
Categorías: Nirvana Real Estate
Etiquetas: climatización, oficinas el alquiler

Pasamos muchas horas al día trabajando y, por lo tanto, el confort en el lugar de trabajo es esencial. En ese confort influyen factores como el mobiliario, la luz o la temperatura. Por ese motivo, es importante que conozcas los tipos de sistemas de climatización que existen para oficinas y cuáles son sus características

¿Qué es un sistema de climatización y qué funciones cumple?

Un sistema de climatización tiene el objetivo de dar, en un espacio cerrado, las condiciones de temperatura, humedad relativa, calidad del aire y, a veces, presión, necesarias para el bienestar de las personas y la conservación de las cosas.

Solemos confundir el sistema de climatización con el aire acondicionado que se utiliza en verano, pero la climatización se refiere al acondicionamiento del aire en cualquier época del año, por lo que tienes funciones de aire acondicionado en verano y de la calefacción en invierno.

En el caso de las oficinas, además, se plantean tres condiciones esenciales que deben cumplir los tipos de sistemas de climatización:

  • El confort de las personas que ocupan las oficinas, en cuanto a temperatura, humedad y nivel sonoro de los aparatos, entre otros aspectos.
  • La estética del edificio y de cada oficina en particular.
  • La eficiencia energética para el ahorro de energía y el cuidado del entorno.

Por lo tanto, es importante lograr un equilibrio entre la comodidad y el ahorro de energía.

Los tipos de climatización para oficinas

En general, los tipos de climatización más utilizados en las oficinas son los siguientes:

  • Fan-coils  a dos tubos. En este sistema circula el agua a través de una bobina y enfría o calienta el aire según se necesite. Con un ventilador se expulsa el aire al interior de la oficina. El que sea a dos tubos quiere decir que tiene un tubo de alimentación y otro de retorno. Es uno de los sistemas más antiguos y suele ser poco flexible.
  • Fan-coils a cuatro tubos. El sistema es igual que en el caso anterior pero hay dos tubos de alimentación y dos de retorno. Esto supone que una unidad puede estar enfriando y otra calentando, por lo que el sistema es más flexible.
  • Sistema VRV. Es el llamado volumen de refrigeración variable o VRF flujo de refrigeración variable. Lo más destacado es que permite seleccionar la temperatura en cada espacio, por lo que se optimiza el uso y se ahorra energía. De esta forma se adapta mejor a las necesidades de cada persona y de cada espacio de la oficina.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir un tipo de climatización para tu oficina?

Lo más aconsejable, antes de alquilar tu oficina, es que tengas en cuenta las siguientes circunstancias a la hora de elegirla para consultarlas con el propietario:

  • Superficie y distribución del edificio. Las necesidades de climatización no son las mismas en espacios amplios muy compartimentados que en espacios diáfanos. Por otra parte, no todas las zonas se utilizan todo el tiempo, no es lo mismo una sala donde están los trabajadores que una sala de reunión, por ejemplo.
  • Gastos de mantenimiento. Un mantenimiento sencillo y barato puede ser una ventaja a la hora de elegir un sistema de climatización.
  • Necesidades de ventilación. Hay edificios en los que se pueden abrir las ventanas y otros en los que no es posible y las necesidades de ventilación son diferentes.
  • Nivel de ruido de la instalación. Tal y como decíamos antes, el ruido que produce el sistema de climatización influye en el confort de las personas que ocupan la oficina, por lo que es importante cotejarlo a la hora de decidir qué sistema de climatización utilizar.
  • Espacios para las instalaciones. Dependiendo del sistema que elijas vas a necesitar más o menos espacio, por lo que es importante que te asesoren al respecto.
  • Normativa aplicable. Es posible que, dependiendo de cada caso, sean necesarias autorizaciones de organismos públicos o de comunidades de propietarios para la instalación del aire acondicionado, sobre todo en los casos en los que la instalación afecte a elementos comunes con la fachada o la cubierta del edificio.

¿Cómo mejorar la eficiencia energética en un edificio de oficinas?

En la mejora de la eficiencia energética de un edificio de oficinas influye no solo el tipo de sistema de climatización elegido, también la iluminación, el uso de ascensores, los equipos eléctricos (ordenadores, impresoras).

En el momento de alquilar tu oficina puedes cotejar si el propietario ha tomado medidas de eficiencia energética en el edificio como las siguientes:

  • Realización de una auditoría energética para conocer los aspectos a mejorar y las medidas a tomar.
  • Mejorar el aislamiento térmico del edificio para evitar fugas de frío en verano o de calor en invierno.
  • Sectorización del edificio y de la oficina. Cada zona del edificio o de la oficina no tiene las mismas necesidades de climatización por lo que es importante sectorizar el sistema de climatización que elijas para que se adapte a las necesidades de cada espacio.
  • Mantenimiento adecuado. Para que el rendimiento de la instalación de climatización sea óptimo, es necesario un mantenimiento que asegure que el equipo está en buen estado y que se realicen las reparaciones oportunas.

Por otra parte, es importante informarse de si los gastos de climatización están o no incluidos en los gastos de comunidad.

Una oficina bien climatizada es una oficina en la que las personas que la utilizan sienten el confort y, a la vez, se toman medidas para cuidar el medioambiente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nirvana Real Estate S.L.
CIF: B-86039039
Plaza de Carlos Trías Bertrán 4
28020 Madrid
Tel: (+34) 912 600 256
nirvanare@nirvanare.es
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 28.112, Folio 102, Sección 8, Hoja M506479, Inscripción 1
Términos Legales   |   Política de Privacidad